Las murgas porteñas adelantaron el Carnaval frente al Obelisco

27 Ene

Los corsos comienzan el 4 de febrero

Las murgas porteñas adelantaron el Carnaval frente al Obelisco

Publicado el 27 de Enero de 2012

Más de 100 agrupaciones dejaron sus barrios para mostrar sus bailes, brillantinas y lentejuelas por la Avenida Corrientes, desde Callao hasta la Avenida 9 de Julio. Y agradecieron el feriado nacional vigente desde el año pasado.
 Los colores de las brillantinas y lentejuelas de las levitas de más de 100 agrupaciones murgueras desfilaron en la tarde de ayer entre Callao y Corrientes y el Obelisco porteño para dar la bienvenida al Carnaval 2012. La Agrupación M.U.R.G.A.S, organizadora del desfile, anunció con este acto que el 4 de febrero comienzan los corsos en más de 35 tablados en otros tantos puntos de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.
El desfile de llegada del Carnaval buscó instalar el festejo del Rey Momo y celebrar además el logro de una larga pelea que dieron las murgas desde comienzos de los ’90 por recuperar el feriado de lunes y martes de Carnaval, que la última dictadura había eliminado del calendario. “Muchas gracias presidenta Cristina Fernández por devolvernos el feriado de Carnaval que la dictadura nos había robado”, gritaba por el micrófono el animador del evento apenas pasadas las 19, cuando la caravana arrancó su alegre peregrinar entre saltos y patadas.


Toto, un pelado de la agrupación Los Bohemios de Lugano, dialoga con Tiempo Argentino mientras se termina de cambiar dentro de una combi estacionada en la Avenida Callao. “Hace años desfilábamos antes del Carnaval para exigir que repongan el feriado, ahora desfilamos para no perder la costumbre.”
Por su parte, la Comisión de Carnaval, del Ministerio de Cultura de la Ciudad de Buenos Aires, organismo en el que están representadas las agrupaciones de Carnaval, anticipó que los festejos comienzan el sábado 4 de febrero y se extenderán todos los fines de semana, incluyendo el 20 y 21, que corresponden al lunes y martes de Carnaval. Los corsos comenzarán con su programación a las 19.
Las murgas lograron en 1997 ser reconocidas patrimonio cultural de la Ciudad y formaron una Comisión de Carnaval en el área de Cultura del municipio porteño para financiar y organizar los carnavales durante los fines de semana de febrero con corsos callejeros, barriales y gratuitos. Siete años después se logró la ley del feriado de lunes y martes de Carnaval. 
En varios puntos del trayecto de cinco cuadras, las murgas se frenaron para lucir sus bailes, esa característica única del Carnaval porteño que la diferencia de sus hermanos uruguayos. Del otro lado del Río de la Plata, el eje del festejo está puesto en el canto y en las letras. El Carnaval correntino o de Gualeguaychu (las otras referencias ineludibles) hacen eje también en el baile, pero la apuesta es a la comparsa al estilo brasileño. El extraño baile de los murguistas porteños se multiplicó por miles en cada barrio desde el advenimiento de la democracia en nuestro país y lo convirtió en el sello distintivo. 
Los cometas de Boedo, Pasión Quemera, los Mimosos de La Paternal, los Mocosos de Liniers, Resaca Murguera de San Cristobal, Alocados de Villa Pueyrredon, Alucinados de Parque Patricios, Arlequines de la R, Auténticos Rayados de Villa Lugano, Caprichosos de San Telmo, Despilfarrados de Colegiales, Elegantes Por Costumbre y Los Bacanes de Villa Real son algunas de las agrupaciones que se hicieron presentes en esta convocatoria que alteró el tránsito y la apatía de la tarde del jueves porteño. Lucas atiende un comercio en Corrientes al 1600. Está habituado a ver la calle cortada con las protestas, pero en esta ocasión sale a la vereda a aplaudir. “Los piqueteros están siempre enojados; estos, por lo menos contagian alegría”, dice.
La Agrupación M.U.R.G.A.S. que nuclea a todas las murgas que participan del Carnaval porteño tiene un funcionamiento permanente y su actuación fue determinante tanto para lograr el feriado de Carnaval como para mantener viva la llama de la alegría del Rey Momo en cada comienzo de año. Durante el año se realizan reuniones generales y extraordinarias de murgas para delinear la participación de cada una de manera equitativa en el circuito de escenarios.
Las murgas se encienden cuando Banana, integrante de los Fantoches de Villa Urquiza, toma el micrófono y recita de memoria uno de los poemas de Jorge Guigue Mancini, bombista y arreglador histórico de las murgas porteñas que “se fue a tocar el bombo al cielo” en 2010. “En cada barrio porteño / y allá en el Gran Buenos Aires / siempre flotará en el aire / un bombo, un pito y un sueño. / Del carnaval sos el dueño / no cabe ninguna duda/ y un murguero te saluda / levantando su estandarte / porque sabe que en cualquier parte / la murga siempre perdura”. Cerca de las 20, las murgas arrobaron el Obelisco y se despidieron con la promesa de un Carnaval para todos en las veredas y las calles de la Ciudad de Buenos Aires.  <

omienzan el 4 de febrero

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: